Imprimir
icon

 

 

  • ACCESIBLE ACCESIBLE
  • ACCESIBLE CON AYUDA ACCESIBLE CON AYUDA
  • NO ACCESIBLE NO ACCESIBLE
  • Posible ACONDICIONAR Posible ACONDICIONAR
  • Parcialmente ACCESIBLE Parcialmente ACCESIBLE

 

 

El nombre de gigante tiene su origen en dos relieves en piedra que decoraban las esquinas del edificio, de los que sólo queda uno. Según recientes investigaciones, su origen es fenicio.

Se trata de una vivienda de clase acomodada fechada entre los siglos XIV y XV, semejante a las granadinas y las del Magreb. Se considera un palacio en miniatura y uno de los mejores conservados de la arquitectura nazarí.

Su estructura ha sido modificada en parte con anterioridad, aunque conserva íntegro el diseño original de su traza. Básicamente repite el esquema de vivienda islámica ordenada entorno a un patio central, en este caso con posible alberca.

Conserva la antigua entrada en recodo que conduce al pórtico y sala norte, destacados por su profusa decoración de sus yeserías, con decoración de ataurique e inscripciones cursivas o de tipo vegetal, y de su artesonado. En ambos casos se conservan restos de policromía.  

Igualmente ofrece el interés de conservar una típica algorfa, que indica la poca elevación de algunas de las estancias que tenían las viviendas de época musulmana, con restos de yeserías semejantes a las que se encuentran en la Puerta del Peinador de la Alhambra de Granada (S.XIV).

Tras una cuidadosa rehabilitación la Casa del Gigante fue abierta al público en diciembre de 2004.