Imprimir
icon

 

 

  • ACCESIBLE ACCESIBLE
  • ACCESIBLE CON AYUDA ACCESIBLE CON AYUDA
  • NO ACCESIBLE NO ACCESIBLE
  • Posible ACONDICIONAR Posible ACONDICIONAR
  • Parcialmente ACCESIBLE Parcialmente ACCESIBLE

 

 

El alminar de San Sebastián es una pequeña torre que formaba parte de una de las mezquitas de Ronda y más tarde sirvió de campanario de la también desaparecida iglesia de San Sebastián. Fue declarado monumento histórico artístico en 1.931. De planta cuadrada, tiene tres cuerpos en altura. Los dos primeros se construyeron en el siglo XIV, mientras que el tercero es de época cristiana.

 En la cara Oeste existe una puerta con arco de herradura rematada por alfiz, que da acceso a una pequeña estancia con bóveda de arista. Sobre la puerta existe un dintel de largas dovelas que alternan con otras rehundidas. El dintel está rodeado por una doble cinta de lazo, que conserva restos de cerámica vidriada de color verde.La fábrica de éste primer cuerpo es de sillares y está concluida a distinta altura en cada frente, como si la obra se hubiese interrumpido y posteriormente se hubiese acabado con ladrillo. 

El segundo cuerpo es de ladrillos, aparejados a soga y tizón. En el centro de cada cara se desarrolla un paño rectangular rehundido, donde se abren dos vanos con arcos de herradura para iluminar el interior. En su origen los rectángulos estaban decorados con arcos de ladrillos cortados formando rombos, los cuales no se conservan en la actualidad. El segundo cuerpo termina en una imposta un poco saliente de ladrillos y una cinta intermedia de cerámica vidriada, que lo separa del tercer cuerpo, construido también a partir de ladrillos y levantado tras la conquista cristiana.

El alminar es un elemento típico de la arquitectura islámica. Se trata de una torre desde donde el almuédano o muecín llama a los fieles a la oración. Su uso se extendió en el Islam, llegando a constituir un símbolo de la presencia de éste en los territorios conquistados.