Hermandades

Hermandad de Ntro. Padre Jesús en la Columna y María Stma. de la Esperanza

Hermandad de Ntro. Padre Jesús en la Columna y  María Stma. de la EsperanzaEl Miércoles Santo abre sus puertas, en el popular Barrio de San Cristóbal, a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en la Columna y María Stma. de la Esperanza. Esta cincuentenaria hermandad se ha convertido en una de las de mayor arraigo, contando con un importante número de hermanos, concretamente más de 900 con sus colores verde y blanco. Destacan entre los múltiples y vibrantes momentos el encuentro de sus imágenes en la Plaza de Virgen de la Esperanza y su entrada en la Ermita de la Concepción, poseedora de un magnífico retablo barroco, orgullo de sus hermanos y de los rondeños en general.

Historia

Los primeros datos sobre la existencia de la Hermandad lo tenemos a través de un documento fechado el 31 de Mayo de 1849 en el que aparece una relación de Hermandades en el que consta que en la Parroquia del Socorro radica la Hermandad del Señor de la Columna. Nuestros datos recientes datan de 1949, año en el que un grupo de personas se reúnen en su deseo de incrementar el número de Hermandades que realizan Estación Penitencial en la Semana Santa rondeña. En esta reunión fue elegido como primer Hermano Mayor el insigne poeta D. Pedro Pérez Clotet, pasando por tanto a la historia de la Hermandad como fundador de la misma.

Imaginería

La imagen del Cristo es de Olot de principios de siglo. Fue adquirido por la Hermandad en 1978. La imagen de la Virgen es una talla en madera, autor anónimo, podría ser de principios de siglo.

Paso del Cristo

Trono barroco de talla rondeña en caoba y pan de oro representado por motivos religiosos. Su autor fue el tallista D. Juan Hernández Jiménez (1952) y epresenta a Ntro. Padre Jesús atado a una media columna, siendo azotado por un sayón en presencia de un soldado romano.

Paso de Virgen

Trono barroco tallado y acabado en pan de oro construido por D. Juan Hernández Jiménez en 1953. Es un paso de palio que alberga la imagen de María Santísima de la Esperanza, poseedora de su majestuoso y espectacular manto bordado en oro sobre fondo verde, conocida popularmente como la Novia de Ronda.

Hábito

Túnica y calcetín blanco, antifaz, cinto y zapatillas verdes.

 


 

Hermandad de Stmo. Cristo de la Sangre y Ntra. Sra. del Mayor Dolor

Hermandad de Stmo. Cristo de la Sangre y Ntra. Sra. del Mayor DolorJusto a las 11 de la noche y tras la última campanada emitida por el reloj de la Colegiata de Santa María La Mayor, en pleno Conjunto Histórico, suenan tres golpes secos sobre la puerta. Propiciados por el capataz, seguidos de la contundente voz: ¡El Cristo de la Sangre llama para salir! Es el día de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Sangre y Nuestra Señora del Mayor Dolor o como popularmente se conoce en nuestra ciudad: “El Silencio".

Historia

Diversos documentos recogen la existencia de la Hermandad de la Sangre y del Mayor Dolor, en el año 1568. Después de un periodo de inactividad, su reorganización tuvo lugar en el mes de Marzo de 1947.

Esta Hermandad cuenta con 1.185 hermanos.

Paso del Señor

Mesa de trono con peana, portado por seis varales. Lleva en las esquinas un juego de candelabros para la cera. La talla de la mesa lleva los escudos de la Hermandad sobre los pequeños ángeles. Es totalmente de talla rondeña realizada por los Hnos. Hernández Jiménez y laminado en pan de oro, donde son portados la imagen del Señor, talla perteneciente al barroco dieciochesco andaluz, realizada por el imaginero sevillano Duque Cornejo en el año 1737, por el precio de dos mil doscientos reales. Duque Cornejo es nieto del famoso imaginero Pedro Roldán y sobrino de la no menos famosa imaginera andaluza «La Roldana», ‑ de ambos tomó influencias‑., la imaginería de la Virgen, se atribuye la autoría de esta bella dolorosa al imaginero granadino Alonso Cano o a uno de sus más insignes discípulos, Pedro de Mena, realizada en el mismo año de la imagen del Señor.

La ciudad histórica acoge en el más absoluto silencio hombres y mujeres ocultos bajo túnica blanca y capirote, fajín, zapatillas y calcetines rojos, los penitentes de los pecados capitales llevan túnica negra portando una cruz y arrastrando pesadas cadenas, que reviven paso a paso la pasión de Cristo con penitencia, meditación y recogimiento, siempre con la mayor austeridad y silencio, solo roto por el impresionante devenir de las cadenas.

Lugares recomendados

El momento de la salida, su paso por el Puente, la impresionante vuelta en la esquina de la Alameda del Tajo y desde que se inicia la subida de la cuesta de la Plaza Duquesa de Parcent, cuando una voz rompe el profundo silencio y resuena en la ciudad vieja ¡Ahora empieza!